Consejos para implementar eficazmente el teletrabajo frente al coronavirus

El teletrabajo permite a las empresas seguir operando con normalidad a la vez que protege a los empleados de una posible infección

La crisi del coronavirus está teniendo un impacto muy grande sobre las empresas. En un intento de frenar la propagación de la enfermedad a lo largo y ancho del planeta, muchas empresas están apostando firmemente por la implementación del trabajo en remoto.

Ventajas del teletrabajo para empresas, empleados y sociedad

La fórmula del teletrabajo no se contemplaba hasta ahora más que en sectores minoritarios a pesar de que son muchas sus ventajas.

Trabajar desde casa favorece a las empresas, a los empleados y a la sostenibilidad medioambiental:

  • Evita muchos desplazamientos que provocan atascos y masificaciones
  • Reduce el estrés de los empleados, que pueden gestionar mejor su tiempo y ahorrar en comidas y transporte
  • Las empresas ahorran en infraestructuras necesarias para los puestos de trabajo presenciales
  • Las videoconferencias reducen la huella de carbono provocada por el transporte aéreo
  • El control de tareas está garantizado con las herramientas tecnológicas disponibles

Así pues, el coronavirus se revela como un acicate para fomentar el teletrabajo. Empresas de muchos países están poniendo en marcha esta fórmula con éxito.

En China, Japón o Estados Unidos, se ha multiplicado el uso de aplicaciones y plataformas de trabajo en remoto, especialmente para reemplazar las reuniones presenciales.

En Europa, también se están tomando medidas similares. Muchas empresas italianas están ofreciendo a sus empleados la posibilidad de trabajar desde casa. En España, comenzamos a seguir la misma estela a la vista del avance del coronavirus.

Cómo configurar una plataforma de teletrabajo

El trabajo a distancia es un reto para empresas y empleados, por lo que su implementación debe realizarse de forma paulatina. Por otra parte, es necesario aplicar las normas recogidas en el art. 13 del Estatuto de los Trabajadores, que determina que el teletrabajo debe ser voluntario y pactado mediante un acuerdo escrito.

Los equipos virtuales de trabajo requieren el uso de herramientas colaborativas que permitan medir el rendimiento y cumplimiento de objetivos. Afortunadamente, los nativos digitales pueden adaptarse sin esfuerzo a esta nueva forma de trabajar.

En el mercado existe software, como TeamViewer, que permite la conexión remota de los dispositivos. Sin embargo, las empresas tienen a su alcance otras soluciones más económicas e igualmente eficaces.

teletrabajo
Los 400 empleados de las oficinas de Barcelona y Bilbao de la empresa Zurich Seguros hace un par de días que están realizando una prueba piloto de teletrabajo.
Foto: Brusk Dede

Dado que en la mayoría de entornos de trabajo se utiliza la plataforma Windows, recomendamos que las empresas que quieran sumarse a esta fórmula de trabajo utilicen una configuración que puede ser:

  1. Instalar un firewall que permita hacer conexiones seguras y encriptadas desde los hogares con el servidor de la empresa
  2. Instalar Windows Server dedicado a Windows Terminal Server
  3. Adquirir la licencia de Microsoft Windows Terminal Server

Windows Terminal Server permite ejecutar simultáneamente varias sesiones de cliente en un solo servidor Windows. El trabajador puede acceder a los recursos compartidos a los que tenga permiso, tales como correo electrónico, ERP, carpetas compartidas u otros.

Una de sus principales ventajas es que el usuario se conecta directamente con el servidor, por lo que el hardware que trabaja realmente es el servidor y los datos no salen de allí. El PC del trabajador gestiona solo una ventana de datos gráficos que le muestra el servidor. Por tanto, la información compartida es totalmente segura.

Si tú también estás interesado en implementar el teletrabajo de forma temporal o permanente, nuestro equipo realizará un estudio de la infraestructura de tu empresa y te ayudaremos a configurar un entorno de teletrabajo, de manera que la productividad se vea afectada lo menos posible. Por ahora se desconocen las posibles medidas que puedan adoptarse desde el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus, pero sabiendo la situación que se está viviendo en la vecina Italia, es ahora un buen momento para implementar el teletrabajo y no frenar así la productividad de la empresa.